19 oct. 2013

REPOSTEROS POR UN DIA

Y llego el día esperado, el día que íbamos a hacer galletas piratas con los papás de Álvaro. Por la mañana vinimos con nuestro delantal y  rodillos, dispuestos a  aprender a hacer las autenticas galletas piratas. Y después del recreo llego el  gran momento. Tras ponernos el delantal y colocarnos un gorro para proteger los alimentos, como todo buen cocinero, nos lavamos las manos muy bien  y, antes nos hicieron esta foto para inmortalizar el momento:

Y empieza la acción, primero nos hicieron probar la masa fondant con la que ibamos a trabajar
para saber que no era plastilina, que se podia comer, luego nos untamos las manos con maizena para poder trabajar mejor la masa,




luego empezamos a amasar, alisar con el rodillo y recortar para dar forma a la cara de nuestro pirata. Como base utilizamos una galleta Maria, y como "pegamento" para unir ambas partes, nuestro dedo mojado en agua, muy fácil.





Después seguimos amasando y alisando el fondant rojo, para ponerle el gorro al pirata, y luego la decoración, bolita para la nariz, bolita para las orejas, y el parche pirata con fondant de color negro. Y para terminar el retoque experto del rotulador comestible, con el que se hizo la barba y el iris del ojo.











Muchas gracias a Susana y a Carlos, los papás de Álvaro, por venir a clase, enseñarnos a hacer las galletas y traer todo el material necesario. Seguro que el postre de este día ha sido "exquisito" y alguno se ha quedado con ganas de más. Es fácil nosotros lo hemos hecho así que  ¡Animo y a cocinar con vuestros hijos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario